NAYA - Noticias de Antropologia y Arqueologia EQUIPONAYA.COM.AR
Noticias de Antropología y Arqueología


Desde 1996 el Portal de Antropologia en español
 

Recibir novedades

Ponencias
Identidad y Globalizacion
Patrimonio
Políticas Sociales
Arqueologia de Rescate
RELATORIAS

Coordinadores
Regionales
VER

Auspicios
Anunciantes

ARCHIVO
Congreso 2000
Congreso 2002

 

NUEVO BIBLIOTECA EVENTOS UNIVERSIDAD MAPA Equipo NAyA CONTACTENOS
  INICIO > CONGRESO VIRTUAL 1998 > Compartir en: recomendar

Antropología de lo Político:sociedad virtual y movilizaciones sociales

Adriana Sarraméa- UBA


Resumen: Las reglas culturales y políticas han cambiado. La revolución tecnológica generada por el rápido desarrollo de la computadora y el video ha creado una nueva geografía de poder en el mundo que no hubiera sido posible imaginar hace veinte años: la gente ha sido reducida a datos, sistemas de vigilancia y control actuan a nivel planetario, las mentes son moldeadas mediante la realidad de la pantalla, y un poder autoritario actúa en "ausencia". La nueva geografía es virtual y el centro de resistencia política y cultural tiene que afirmarse en este espacio electrónico. En este trabajo vamos a explorar las posibilidades del internet entendiendolo bajo dos ejes conceptuales: por un lado como espacio virtual de expresión de comunidades heterogéneas, y por el otro como espacio social donde relaciones políticas, culturales, y económicas recomponen las formas tradicionales de movilización social.


¿Qué es la Red (Net)?

La Red (Net) es una red internacional de computadoras que conecta a más de cuarenta mil redes individuales de computadoras. Las computadoras en la Red (Net) se comunican mediante lÍneas telefónicas de alta velocidad con lenguajes digitales bajo el protocolo TCP/IP. De esta manera las computadoras comparten información con otras computadoras y con individuos. Tenemos que notar que una vasta infomación se transmite en la Red (Net) sin la participación de los seres humanos. Sin embargo la Red (Net) permite a los seres humanos acceder y comunicarse con las computadoras miembros de la red. Recordemos además. que la Red (Net) fue diseñada como una de las armas de la Guerra Fría. y fue durnate su relativamente larga vida (unos veinte años) una red de investigación al servicio de la doctrina de Seguridad National (Comer 1983, Laver 1975, Stanford 1973, Sarraméa 1993)

Hoy dÍa la Red (Net) sigue siendo una red militar a la cual no podemos acceder tan facilmente. Pero además de ser un circuito cerrado de datos estratégicos, la Red (Net) tiene espacios abiertos donde gobiernos, organizaciones no gubernamentales, agencias internacionales, grandes y pequeñas corporaciones y empresas, e individuos acceden, se comunican e intercambian información. La Red (Net) es un término usado por los que están en la red para referirse a ella. John Quarterman. llama a la red "matriz" en su libro The Matrix (1990). Tracy LaQuey (1993) dice que: La Matriz es aveces llamada la Red por los ciudadanos de todas las redes. Este término es ambiguo porque no se refiere a una red en particular, sino que se refiere a la situación de las redes en general. Si alguien te dice que está en la red, probablemente te está diciendo que lo podés contactar por e-mail. (LaQuey, 1993: 37-38, mi traducción)

Esta definición general de la Red incluye no sólo al Internet, sino también al Usenet, a los BBS, y a servicios comerciales como America on Line, Campuserve, the Source, Genie, the Well, Prodigy, y una variedad de servicios textuales telefónicos ofrecidos por ATT, Skytel, MCI, Minitel y otros.(Anderson 1993, Rosenbaum 1992, Smith 1989) La Red (Net) está concebida como un espacio mental, o espacio cibernético (cyberspace) y muchos estudiosos del Norte la ven como la última frontera. Recordemos que las fronteras tecnológicas del Norte fueron: el lejano Oeste y la incorporación de México por el tratado Guadalupe Hidalgo (1848), la Guerra Europea y las sucesivas guerras del Pacífico. la conquista de la Luna y la guerra de Vietnam, la eliminación de las luchas de liberación nacional en el tercer mundo a través del terrorismo de estado, y finalmente la disolución del conflicto Este-Oeste que incluye la transformación de parte del arsenal de guerra para uso doméstico.

Así, desde el microondas a la computadora, los pagers y el teléfono celular, todas estas viejas tecnologías militares van siendo incorporadas al mundo de los electrodomésticos. Se nos permite a todos participar de la Red pero como en el Titanic, no todos participamos de la misma manera. Descubrir el cómo y el porqué de esa participación a nivel tecnológico y social. es tarea entre otras. del científico social, y de algún pueblo organizado si es que todavía existe alguna entidad definible de esa forma.

Poder Nomádico y Resistencia Cultural

El término que mejor describe la presente condición social es licuefaciente. Hubo en otros tiempos marcadores de estabilidad, como Dios, la Naturaleza, la civilizacion occidental y cristiana, las siete maravillas del mundo, entre otros, que han caído en el agujero negro del escepticismo, o en el maléfico triángulo de las Bermudas. Pero ahora, la ubicación del Poder y por lo tanto de los espacios de resistencia se encuentran en zonas ambiguas sin fronteras.

Herodoto, en "Las Guerras Pérsicas", describía un pueblo al que todos temían, conocido como los Scythias, que eran nómades- horticultores. Eso los diferenciaba de los imperios sedentarios de los tiempos de la "cuna de la civilización". La tierra donde los Scythias habitaban, el norte del Mar Negro, era una zona inhabitable desde el punto de vista de la ubicación geográfica y del clima. Sin embargo resistieron ser colonizados, no tanto por la adversidad del clima y del terreno, sino porque no había medio económico o militar con que colonizarlos y subyugarlos. Al no tener límites fijos, como ciudades o territorios, esta "horda nómade" nunca podía ser ubicada. Esto implicaba que no podían ser puestos a la defensiva y en sitaución de ser conquistados. Uno de los "secretos" de los Scythias era que mantenían su autonomía a través del movimiento, haciéndole creer a los posibles conquistadores que estaban siempre presentes y listos para atacar incluso cuando no estaban donde hacían creer a los demás que estaban. Sus fronteras eran móviles dado que para los Scythias el poder no estaba asociado con la ocupación espacial. Ellos se movilizaban. tomando territorios y recolectando tributo según las necesidades del momento.

De esta manera, mantuvieron un "imperio flotante", hasta "invisible" podríamos decir. que dominó Asia por veintisiete años. Los posibles "atacantes" de los Scythias tenían que hacerse encontrar por éstos. Si a los Sythias no les gustaba la posibilidad de la batalla siempre les quedaba la opción de mantener la invisibilidad, haciendo imposible que el enemigo construyera un teatro de operaciones. Este modelo de distribución del poder y estrategia predatoria, fue reinventado por los bloques de poder durante el capitalismo tardío, para alcanzar mas o menos los mismos fines. Su reinvención está predicada sobre la apertura tecnológica del espacio cibernético. En este espacio la velocidad/ausencia y la inercia/presencia se estrellan en la hyper-realidad.

El modelo arcaico de poder nomádico, que una vez fue el medio para mantener un imperio inestable, se ha transformado en un medio de dominaciõn sostenida. En esta situación de significados duales, la sociedad contemporánea de nómades, es al mismo tiempo un campo de poder difuso y sin ubicación territorial, y una máquina de mirar fija que aparece como espectáculo. El poder difuso permite la aparición de la economía global de un mercado realmente planetario, y la máquina de mirar actúa como fortaleza en territorios estatales, manteniendo el orden de los bienes producidos con la ideología propia específica del área en cuestión. Aunque el campo de poder difuso y la máquina de mirar están integrados mediante la tecnología y son partes necesarias para mantener el imperio global, es el campo de poder difuso el que cumple completamente con el mito de los Scytias.

El movimiento del espacio arcaico hacia las redes electrónicas ofrece todas las ventajas del poder nomádico: Los nómades militarizados están siempre a la ofensiva. Al mismo tiempo, la obscenidad del espectáculo y el terror de la velocidad son sus compañeros de tarea. En la mayoría de los casos, las poblaciones sedentarias se someten a la obscenidad del espectáculo y pagan alegremente su tributo en la forma de trabajo, materia prima, y ganancia. El primer mundo, el tercer mundo, nación y tribu, todos pagan el requerido tributo. Las naciones jerárquicas y diferenciada, las clases, las razas, las etnías, los géneros de la sociedad moderna sedentaria entran en el licuado de la dominación nomádica bajo la forma de trabajadores de servicios y virtuales siervos de la elite del espacio cibernético. Pero en vez de ser sometidos a un pillaje de bandidos y enemigos, ahora es un robo entre amigos y travesuras de compadres. La hostilidad generada por los desposeídos, se canaliza a través de un sofisticado sistema burocrático, que aleja los antagonismos del campo de poder nomádico.

El retiro del poder hacia una localidad invisible y no localizada impide definir un teatro de operaciones (lugar de resistencia) a los que están bajo el panóptico del espacio cibernético,quedando reducidos a un histórico "replay" de la cinta visual de los monumentos del gran capital. Tomemos por ejemplo, una de las narraciones del siglo diecinueve que persiste mas allá de su vida natural: el movimiento de los trabajadores. El movimiento de los trabajadores es la creencia que la clave para reisistir al capital organizado es un cuerpo de trabajadores organizados que paren la producción, a través de huelgas, sabotajes, luchas frontales y demás. Al igual que la "revolución", la idea de la organización de trabajadores ha sido fracturada a traes del "eficiente" uso de la violencia del estado. Quizás nunca existieron en la vida cotidiana.

La ubiquidad de las huelgas quebradas, de los regalitos de los bonos, de la reducción de la fuerza de trabajo, muestra que las organizaciones de los trabajadores son burocracias laborales. La fragmentación regional del planeta en primer/tercer mundo como técnica disciplinaria del poder nomádico, ha hecho anacrónicos los movimientos nacionales de los trabajadores y sus alianzas internacionales. Los sitios de producción se trasladan con facilidad y las políticas laborales son demasiado "flexibles" para que los trabajadores organizados tengan éxito resistiendo al capital. Las plantas de Dupont y de General Motors (entre otras) se fueron a México como resultado de la acción de los trabajadores organizados dle primer mundo que fueron a su vez flexibilizados hacia el desempleo.

México, como colonia de trabajadores ayuda al capital nomádico que no tiene que pagar salarios del primer mundo ni beneficios laborales. La velocidad del mundo de las corporaciones se paga con la intensificación de la explotación. En otro trabajo (Sarraméa 1997) decíamos que las ciencias sociales entendían en el siglo diecinueve a las relaciones sociales como pura visión, haciéndolas totalmente representables. Además: La creencia que todo se puede ver y medir marcó profundamente el sistema epistémico de las ciencias sociales. En esta ficción metodológica el espacio social es blanco, occidental, cristiano, masculino, y patriarcal. Lo doméstico no forma parte del conocimiento dado que el único espacio posible es el espacio público. (Sarraméa 1997).

Elaborabamos también que ésta definición del epacio social negaba la posibilidad de otros espacios sociales, conocidos por otros sujetos que no se identifican con el sujeto-modelo del conocimiento. Sin ser en esto demasiado originales, argumentábamos que desde una posición teórica descorporalizada, beneficiada por la falta de racismo, sexismo, y clasismo, se representaba al ser humano minimalizado y se lo reducía a su movimiento. De esta manera se creaba una "democracia" científica dónde al no especificarse ningún cuerpo, todos los cuerpos eran iguales: se eliminaban las marcas de la cultura impresas en los cuerpos rebeldes.

Esta ficción de la transparencia inodora de lo humano, pasa a las redes como estrato constitutivo y fantasía civilizatoria: en general los que usamos la Red, aceptamos aparentemente sin más las "reglas" de la red. El período postmoderno de poder nomádico, la elite se ha aligerado del peso de sus bases urbanas y nacionales, permitiéndose el lujo de vagabundear en ausencia por los caminos electrónicos, sin temor de ser interrumpida por las estrategias de resistencia generadas en el seno de las comunidades sedentarias. La arquitectura monumental, es en realidad una simbólica de poder hueca y vacía. Éstos monumentos silencian las resistencias y los resentimientos estableciéndose como significadores de nostalgias, de continuidades, y de resoluciones históricas.

Estos lugares pueden y son actualmente ocupados, pero no afectan el flujo del poder nomádico. En el mejor de los casos éstas ocupaciones se hacen invisibles mediante la manipulación de los medios electrónicos. Pero, aunque un fortín como las burocracias puede ser reocupado por la máquina de la guerra posmoderna, sus tesoros electrónicos no pueden ser aprehendidos mediante medidas físicas. La red que conecta los fortines (las calles) tiene amenudo poco valor para el poder nomádico. Es así que éste la ha dejado en las manos de las clases bajas.

No sólo la policía, sino también criminales, adictos, e incluso los "homeless" están siendo usados para desestabilizar el espacio público. La aparición de las clases bajas unidas con el espectáculo de los medios, permite a las fuerzas del "orden" construir una percepción histérica de las calles representándolas como peligrosas e inútiles. La promesa de la familiaridad seduce a las hordas de consumidores hacia espacios públicos privatizados como los "shopping malls". El precio del "proteccionismo" es entre otras cosas, la entrega de la soberanía individual. Sólo las mercaderías tienen derecho al "shopping mall". El poder nomádico se sigue desplázando por el espacio cybernético hablándole a sus seguidores a través de la autoexperiencia de los medios electrónicos

Mas pequeño es el público, más grande es el orden. El poder nomádico tiene que ser resistido en el espacio cybernético mas que en el espacio físico. Un grupo pequeño y coordinado de "hackers" podría introducir virus, gusanos, y bombas electrónicas dentro de los bancos de datos, programas, y redes autoritarias, produciendo un efecto de inercia dentro del espacio nomádico. Inercia prolongada equivale, en este escenario, al colapso de la autoridad nomádica a nivel global. Esta estrategia no requiere una identificación de clase ni requiere acciones simultáneas en el resto del planeta. La clave aquí es desestabilizar el control y el mando del poder nomádico. En estas condiciones "ideales" el capital fijo del complejo militar/multinacionales, se inutiliza y convierte en capital muerto, donde equipos, fuerza laboral y materia prima quedan flotando sin poder actuar. Existe la posibilidad que el capital tardío podría ser víctima de su propio peso inercial. Pero todo esto es en realidad, otro lindo cuentito de las ciencias sociales.

Uno de los problemas, el mas obvio, es que los que estan en la Red (Net) son uno de los grupos mas despolitizados. Las infiltraciones en el espacio cybernético han sido alegres intentos de vandalismo como los virus de las computadoras al estilo Michelangelo, o venganzas personales (Madsen 1992, Rohrbaugh 1992, Ubois 1992; US House of Representatives 1985). La "Legion of Doom", un grupo de jóvenes hackers que atemorizaron a los servicios secretos norteamericanos, dicen que nunca dañaron ningún sistema y que sus actividades estaban motivadas por la curiosidad. Mas allá de las pequeñas aventuras de estos muchachitos, el pensamiento político nunca entró en la consciencia de este grupo, propiamente disuelto y convertido a su vez en una mercancía: todos sus programas se venden en la Red. por unos ochenta dólares (Alexander, 1991).

La paradoja es similar a la de tratar de politizar a los científicos que producen armamentos. ¿Cómo se le puede pedir a esta clase que elimine su propio modo de subsistencia? Para hacer las cosas un poco mas complicadas, unos pocos tienen el conocimiento profundo necesario para accionar sobre el espacio cybernético. La frontera del conocimiento es en realidad la menos democratizada de todas las fronteras del espacio cybernético. Los cybertrabajadores no están unidos. Sin embargo, encuadrar a algunos capacitados para desestabilizar este sistema, que está constituído por una auto-vigilancia intrinseca a su diseño, es un problema a resolver quizás en otros espacios sociales. Panfletear, pegar posters, teatro callejero, arte público, son tácticas de resistencia que fueron muy útiles en un pasado no tan lejano. Pero ahora, ¿dónde está el público?, ¿quiénes están en las calles? No muchos, a juzgar por las horas que este público pasa pegado al mundo electrónico: ya sea video, televisión, terminales, o computadoras.

Este es un público comprometido con el mundo electrónico. Pero este mundo no está todavía constituído y hay que tomar ventaja ahora de la posibilidad de intervenir en él antes de que sólo nos quede la crítica como único movilizador. Del Fortín al Fin Más arriba, habíamos descripto a los "fortines" como espacios públicos privatizados con multiplicidad de funciones. Por ejemplo, entre esas funciones hay respuestas al cómo mantener la continuidad política (oficinas del gobierno o monumentos nacionales), o incluyen áreas donde se celebra el consumerismo (shoppings). Siguiendo las líneas del pensamiento medieval, el fortín garantiza la seguridad y la familiaridad a cambio de la entrega de la soberanía individual. Puede actuar seduciendo e induciendo elecciones de consumo, o puede actuar como una fuerza de coerción, reclamando mediante la violencia la sumisión de los que resisten.

El fortín deja entrar a todos con excepción de los que deja afuera para cuidar las calles. El poder nomádico no ofrece la elección de no trabajar y de no consumir. Es decir se está afuera del consumo y del mercado laboral no por elección individual, a pesar de los mitos de dispersión que plantean lo contrario. Los fortines varían en apariencia, pero en conjunto forman la llamada "aldea global" que funciona en dos registros arquitectónicos, el material y el electrónico.

La aldea electrónica es percibida como parte de los medios, aunque en realidad es un agente de colonización de la casa. La llamada "información" es un circuito perpetuo de ficciones organizadas desde Hollywood, CNN, y sus repetidores miméticos locales. El mundo está mediado por la ideología de la pantalla. Así se puede hablar de una vida virtual en un mundo virtual. Siguiendo al fortín electrónico, el fortín arquitectónico es otro sitio dónde la hypervelocidad y la hyperinercia se cruzan. Estos fortínes no mantienen límites nacionales, sino que se expanden a través del planeta simulando la apariencia de estar en todos lados al mismo tiempo. La forma arquitectónica puede variar, sin embargo la simbólica totémica se mantiene a nivel planetario.

Este tipo de fortín fue el típico elegido por el capital en el poder en su primer intento de nomadización. Fué manufacturado durante la Contrarreforma, cuando la Iglesia Católica se dió cuenta durante el Concilio de Terento (1545-63) que la presencia universal era una de las claves para mantener y generar poder en la era de las colonizaciones. Para hacerlo invisible y "ausente" fue necesario el desarrollo total del sistema capitalista. La presencia de la Iglesia en las areas de frontera, la universalización de los rituales, el mantenimiento del esplendor arquitectónico, y el crucifijo como marcador ideológico enmarcaron un lugar de familiaridad y seguridad.

La Iglesia esperaba, en cualquier lugar que uno estuviera. En tiempos mas contemporáneos, los arcos góticos se transformaron en los arcos dorados. McDonald's está en todos lados. Donde se abre una nueva frontera económica, allí está el Big Mac. Viaje donde viaje, lo espera su hamburguesa y su coca-cola. Mientras uno está en el fortín, uno se siente como que está en casa. Hay fortines que son relativamente sedentarios. Tienen significados claramente nacionales como la Casa Blanca y el Oval Office, que se van descentralizando a través de los medios adquiriendo significados multinacionales. Estos son lugares muy vulnerables a la penetración de los medios dado que sus imágenes y mitologías son fáciles de imitar. Finalmente, el poder nomádico ha creado pánico en las calles con sus mitologías de subversión política, deterioramiento económico, infecciones biológicas, que refuerzan a su vez la mentalidad de la fortaleza que pide entonces la creación de nuevos fortines. Entonces es hora de crear el pánico dentro de la fortaleza, donde uno no se pueda esconder, y si no, que se lo pregunten a Clinton.

Bibliografia

Alexander, Michael (1991) Hacker probe bogged down; Operation sundevil case going nowhere. Computerworld, February 11, p.1

Anderson, Christopher (1993) The Rocky Road to a Data Highway. Science, 260 (21), 1064-1065)

Comer, Douglas. (1983) The Computer science research Network CSNET: A hisitory and status report. Communications of the ACM (26) 10 747-753.

Global Village Communication, Inc. (1997) Global Village Internet Tour <http://www.globalvillage.com/gcweb/tour.htm>.

LaQuey, Tray (1993) The Internet Companion: a beginner's guide to Global Networking. Traey LaQuey with Jeanne C. Ryer. Reading, MA: Addison-Wesley.

Laver, Murray. (1975) Computers, Communications, and Society. Oxford University Press.

Madsen, Wayne (1992) The Changing Threat- Information security and intelligence. Computer Fraud and Security Bulletin, February.

Quarterman, John (1990) The Matrix: computer networks and conferencing systems worldwide. Bedford, MA: Digital Press.

Rohrbaugh, Linda (1992) New T4 Mac viruses spread on Internet via Gomoku game. Newsbytes, July 8.

Rosenbaum, Andrew (1992) France's Minitel has finally grown up. Electronics, June 15, p. 43.

Sarraméa, Adriana (1993) Imperialism, Women and the Third World: Las Madres de Plaza de Mayo. MA Thesis, San Francisco: SFSU.

Sarraméa, Adriana (1997) Opresión/Racismo/Poder. Ruthless: San Francisco-Buenos Aires.

Stanford Researh Institute (1973) Computer abuse. Prepared for National Science Foundation (Publication Number PB 231- 320) Springfield. VA: Reproduced by National Technical Information Service, U. S. Department of Commerce.

Ubois, Jeff (1992) Tech Analysis: What is acceptable Internet use? MacWeek, p. 30.

U.S. House of Representatives, Subcommittee on Courts, Civil Liberties, and the Administration of Justice (1985) Civil Liberties and the National Security State. Committee Serial No. 103. Washington DC: US Government Printing Office.


1er Congreso Virtual de Antropología y Arqueología
Ciberespacio, Octubre de 1998
Organiza: Equipo NAyA - info@equiponaya.com.ar
http://www.equiponaya.com.ar/congreso

Auspicia:


antropologia y arqueologia

PIE DE PAGINA
Noticias de Antropologia y Arqueologia es un emprendimiento del Equipo NAyA.
Ultima modificación de esta página 9/6/15

© Equipo NAyA / 1996-2015