NAYA - Noticias de Antropologia y Arqueologia EQUIPONAYA.COM.AR
Noticias de Antropología y Arqueología


Desde 1996 el Portal de Antropologia en español
 

Lista de novedades


TEMATICAS
Educación
Salud
Práctica Científica
Geopolítica / Economía
Estado y violencia
Cultura / identidad / patrimonio
Indice de Autores

SIMPOSIOS
Arqueología histórica
Tecnología y Arqueología
ARCHIVO
Congreso 1998
Congreso 2000
Congreso 2002

 

NUEVO BIBLIOTECA EVENTOS UNIVERSIDAD MAPA Equipo NAyA CONTACTENOS
  INICIO > CONGRESO VIRTUAL 2004 > PONENCIAS Compartir en: recomendar

LIZANDRO ALFONSO CABRERA SUAREZ

CON EL HONOR EN LA MOCHILA
TESTIMONIOS DE DESPLAZADOS
CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO

 

DEDICATORIA

 

A MIS HERMANOS, ALEJADOS  POR LA EXTRAÑA  LOGICA DE LA VIDA EN NUESTRO BELLO PAIS COLOMBIA. ELLOS, DOS, DISIMILES, DISTINTOS, PERO CADA UNO UNA LUZ EN MI OSCURIDAD. A JULIO CESAR LA CALMA. A DIEGO FERNANDO LA TENACIDAD.
POR QUE A UN HERMANO SE  LE QUIERE TANTO COMO A UNO MISMO.

 

INTRODUCCIÓN

 

La presente publicación  hace una caracterización del fenómeno social del desplazamiento masivo de población civil victima del conflicto armado en Colombia, particularmente en el Departamento del Valle del Cauca y su capital Santiago de Cali. Como fenómeno debería ser un hecho aislado, particular y con tendencia a la desaparición, pero en este país la condición de desplazado se ha vuelto normal. Inicialmente se hace una   contextualización de la temática, donde se analizan los antecedentes, las causas y principales consecuencias, posteriormente se hace un estudio de casos, con entrevistas sin editar a personas desplazadas y se estudia el retorno como una posible solución tomando el caso del Departamento del Valle del Cauca en del año 2004.

 

LOS DESPLAZADOS SON MAS NOTICIA AL HUIR QUE AL MORIR.

Los desplazados son personas como usted o como yo. Gente normal, envuelta en un conflicto en el que no participan como actores, son una de las consecuencias de la irracional guerra irregular que enfrenta Colombia. Cerca de  tres millones (3.000.000) de personas han sido obligadas ha abandonar su lugar de origen, dejando atrás sus sueños y proyectos de vida.

Un día cualquiera Don Carlos ya no estaba en su terruño, se enfrentaba al asfalto. Pues la noche anterior llegaron a su pueblo unos hombres armados, que a él poco le importa de que bando eran y mataron a muchos. El se salvó. Corrió por su vida. Empacó lo que pudo, tomó de la mano sus 4 hijos, el recuerdo de su mujer a la que ni pudo enterrar pero quedo en la plaza central como reconocimiento a su calidad de ser humano y con el honor en la mochila abordó un bus sin destino. 
¿ Cuánto hace que llego aquí?
No puedo responderle eso ni quien nos saco de la tierrita,
por que a varios amigos los han seguido matando.
¿Qué hace hoy en día?
Trabajar en lo que resulte, mi Diosito lindo
No nos ha abandonado. Comemos todos los
días.
¿Cómo se siente en una ciudad diferente a la suya?
Sabe, señor acá ni se siente, solo pasan las horas,
En mi vereda yo era don Carlos, el de la tienda, todos
me saludaban y yo le fiaba a todos, acá es como si no
me vieran, eso extraño mi tierra, mi gente, mi pasado.

ENTREVISTA REALIZADA POR
EL AUTOR  EL 9 DE SEP. DE 2002 EN BUGA, VALLE,

 

 

 

DEFINICION ETIMOLOGICA DE LA PALABRA DESPLAZADOS

 

“DES”

La edición antigua del diccionario de la Real academia la define como una preposición que   sirve comúnmente para explicar la negación de su simple (como ejemplo desgraciado, que es el que carece de dicha. Etimológicamente su origen Latín es  dis,  también en algunos casos la preposición DES toma el oficio desde como en las voces que significan alejamiento, distancia bajada, subida, verbigracia: desempeñar, desmoronar, desencastillar, desterrar, desempozar. La índole de la preposición DES no solamente es negativa y privativa, sino también aumentativa, alejativa, intensiva.

“PLAZA”

La palabra PLAZA viene del latino Platea, que significa calle ancha, patio corral, lugar ancho y espacioso dentro de poblado, aquel donde se venden los mantenimientos y se tiene el trato común de los vecinos y comarquemos, donde se celebran ferias, mercados y fiestas públicas, su verdadero sentido es el de cualquier lugar fortificado con muros, reparos, etc. Para poderse defender del enemigo; solamente reciben el mismo nombre las ciudades y otros puntos sin fortificar en donde resida una autoridad militar.

“DOS”

La etimología de la palabra dos surge del latín dúos, Acús. de dúo, dos.  A. DOS m. Adv. Para expresar que se dice su parecer con demasiada prontitud, o hace una cosa sin miedo ni reparo. A cada paso, muy  á menudo.

La etimología de la palabra desplazados pude sintetizarse así:  Alejados de su calle, repetidamente separado de sus vecinos a menudo desterrados de su patio prontamente.

Las definiciones actuales involucran el concepto de violencia y la búsqueda de protección a la vida personal y familiar, por ejemplo:

Las Naciones Unidas y su Oficina del alto comisionado para los refugiados presentan las siguientes definiciones:

“Se consideran desplazados a las personas que hayan sido obligadas a abandonar sus hogares o actividades económicas habituales debido a que sus vidas, seguridad y libertad han sido amenazadas por la violencia generalizada o conflicto prevaleciente, pero que han permanecido dentro de sus países”.

“Personas que han sido obligadas a abandonar sus hogares repentina o inesperadamente en grandes cantidades como resultado de conflicto armado interno, violación sistemática de los derechos humanos o por desastres naturales o quienes han partido en busca de mejores condiciones de vida.

 

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Colombia presenta numerosas razones sociales y económicas que traen como consecuencia un proceso constante de migraciones. Un movimiento masivo y constante de población no puede ser presentado únicamente como migraciones económicas propias del ser colombiano en su búsqueda de mejores condiciones de vida, es evidente que estructuralmente los desequilibrios hacen que se presenten. Sin embargo, éste proceso cruza por los fenómenos de violencia política y del conflicto armado que se vive desde mediados del siglo XX.

Los ciclos rodeados de violencia y muy relacionados con acciones de terror obligaron a muchos campesinos a abandonar regiones completas con argumentos anticomunistas y evidentes intereses económicos y políticos, éstas migraciones ocurrieron en los últimos 30 años y las circunstancias de violencia desde éste período en Colombia afectaron en diversas formas los procesos de inserción económica de sus protagonistas.

El aumento significativo de la violación política de los derechos civiles desde 1986 con el estatuto antiterrorista del gobierno de Julio Cesar Turbay Ayala acompañada cada vez más por el incremento en la actividad en guerra se caracteriza por un mayor número de víctimas, muchas de ellas inocentes, cada vez mayor. De ésta manera, y para el caso colombiano, la violencia generalizada o el conflicto prevaleciente como origen del desplazamiento coincide con el conflicto armado, siendo las principales causas los enfrentamientos entre los grupos guerrilleros y las fuerzas armadas, los bombardeos a las zonas campesinas, los operativos militares que lesionan a la población civil, las acciones de los grupos paramilitares y los operativos antinarcóticos.

El desplazamiento también hace parte de la lógica de la guerra contrainsurgente,  en los habitantes de zonas campesinas que supuestamente sirven de apoyo social a la guerrilla, son obligados a dejar su tierra para ser sustituidos por miembros de grupos paramilitares y de individuos simpatizantes de las mismas fuerzas armadas, es un mecanismo de re-poblamiento que por demás tiene una utilización común en el conflicto armado.

El desplazamiento ha sido un motor de la historia del país, especie  de eje vicioso de destrucción – reconstrucción – destrucción de relaciones económicas, políticas, técnicas,  ecológicas y culturales de la sociedad colombiana.  En este sentido, el desplazamiento de la población rural no es solo el problema de un 2% de la población colombiana, generalmente, de origen campesino.  Es un problema de todos.

La violencia y desplazamiento son expresiones de dos tipos de conflictos  que se complementan y entrecruzan, pero que es necesario distinguir, para una sana comprensión y formulación de alternativas:  el conflicto por la tierra y el conflicto por el territorio. El conflicto por tierras, se refiere a la a estructura concertadora de la tierra y a las relaciones competitivas por este recurso, que se manifiestan en antagonismos entre latifundios ganadero y/o empresa agroindustrial y el minifundio campesino.  Se trata de competencia entre unos económicamente fuertes frente a otros más débiles, por un recurso escaso e importante no solamente para la explotación agropecuaria, sino también para la minería.  Estos conflictos usualmente se concentran en espacios locales y tienen que ver con la propiedad y el control sobre la tierra.

Los conflictos por territorios se refieren al dominio y control del territorio como espacio de orden político y económico.  Puede tratarse bien de fuerzas que quieren sacar de su paso a competidores que cuestionan su poder, como grupos de izquierda, o de fuerzas guerrilleras o paramilitares que se disputan el dominio territorial. Estos  se orientan hacia la población que ocupa la región, es decir, tiene un radio de impacto mayor. En estos casos, la tierra como parte importante del territorio tiene un papel que va mas allá de su función productiva, pues funciona como espacio comercial, fuente de recursos naturales, área de paso, conexión, refugio, etc.

El territorio colombiano presencia como estos dos problemas se superponen y se complementan y la diferenciación podría hacerse mas por el mayor énfasis que alcanza uno de ellos en determinada región, que por la no presencia del otro.  Por ejemplo,  se puede decir que en Urabá hay un mayor énfasis del conflicto por el domino territorial y en el Cesar, un mayor énfasis del conflicto de tierras.

La violencia juega un papel de comodín, entre causa y efecto, de la ambición y la búsqueda por concentrar los espacios productivos rurales, en medio de  un proyecto modernizante que se apoya en la explotación de la tierra, o que exige el dominio territorial, y que sé esta construyendo a sangre y fuego.  Hay una reconcentración de la propiedad de la tierra, acentuándose la polarización entre el neo-latifundio y el mini y microfundio.  Las mejores tierras  y los espacios  estratégicos se constituyen en objetivo prioritario de fuerzas violentas que, creando confusión y amparadas en la impunidad, propician la expulsión de los pobladores más vulnerables, y dejan así el campo abierto al desarrollo de sus intereses económicos y políticos.  Vale la pena considerar que tanto la tierra como el territorio han ido adquiriendo distintas valoraciones que tienen que ver, entre otros, con los recursos naturales y su condición geo-estratégica que van más allá de la tradicional explotación agropecuaria.

Una de las consecuencias de la violencia y el desplazamiento es, entonces, la perdida de la tierra por parte de las familias rurales.  Sin embargo, su atención implica mucho mas que la preocupación por dotar de tierras a las familias rurales desplazadas que quieren regresar al campo, problema que, por supuesto, debe ser atendido.

Una forma característica del ejercicio de la violencia rural es la selectividad con que actúa contra los puntos neurálgicos de las sociedades locales, que son los lideres y miembros de las organizaciones campesinas, cualquiera que sea su carácter.  Ello ejerce un impacto enorme, amedrentado y desplazando las familias circundantes.  Esta estrategia, además de los efectos económicos descritos, disuade los procesos de organización de las sociedades civil rural que luego del desplazamiento, van a tener muy pocos deseos de constituirse en una fuerza organizativa para denunciar su situación y para gestionar colectivamente la solución de sus necesidades. Las experiencias traumáticas van llevando a relegar la participación política en sus diversas manifestaciones.  Los procesos de la violencia rural se entretejen de manera muy sutil, pero muy fácil, con los conflictos derivados de las estructuras locales de poder. Estos, a su vez, han ido sufriendo en mayor o menor medida los efectos de los procesos de descentralización.  De esta manera, se articulan y encubren intereses locales, grupales y/o individuales, dentro de intereses regionales y aun nacionales.

 

RESPONSABLES DEL DESPLAZAMIENTO

La información consolidada a través de los diferentes estudios oficiales y las ONGs permite afirmar que las Milicias Urbanas, la guerrilla y los grupos paramilitares son los principales responsables del desplazamiento forzado de población que arriba a la ciudad de Cali.
El caso de las milicias urbanas tiene una explicación en el alto índice de hogares desplazados que se vieron obligados a huir de un lugar a otro dentro de la misma ciudad. Es posible, que este alto porcentaje tenga relación, además de la existencia de milicias urbanas de grupos guerrilleros (milicias bolivarianas de las FARC y milicias populares del ELN), con la proliferación de pandillas armadas que asumen el control de diversos barrios y zonas de la ciudad e imponen por la fuerza su autoridad, obligando a muchas familias a salir para salvar su vida.
Un 29% de los desplazados no identificaron un actor armado tradicional como la causa de su situación de desarraigo y señalaron motivos que van desde la "violencia y la pobreza", las "pandillas juveniles" o el "miedo" que impulsa a huir de las zonas de conflictos, hasta la "violencia intra familiar" la "violencia entre vecinos" y la "inseguridad" que más que actores, son factores que provocan desplazamiento.
Las acciones contra la población civil por parte de grupos guerrilleros que operan en el departamento del Valle, en Cauca, Nariño Putumayo y Antioquia, también son causa directa de desplazamiento en la ciudad de Cali. Algunos indican que este alto índice de responsabilidad de la guerrilla es explicable por las formas de sometimiento violento de la población que ha caracterizado a algunos de éstos grupos en zonas campesinas e indígenas del Cauca y zonas limítrofes con el Valle.
La Fuerza Pública (Fuerzas Militares, Policía Nacional y DAS) es señalada como responsable del desplazamiento del 5% del total de los hogares encuestados, un porcentaje relativamente bajo en comparación con los índices nacionales. Por último, los narcotraficantes fueron señalados por un 4% de los hogares desplazados como causa de su situación, en un hecho que muestra sólo una parte del problema, pues es evidente que estos sectores acuden a la presión, la amenaza y la muerte para imponer sus propósitos ilícitos. El temor que caracteriza a esta población hace difícil que señalen a estos sectores delincuenciales.

CAUSAS DEL DESPLAZAMIENTO

 

Las amenazas, la intimidación y el terror obligaron a la mayoría de hogares a huir en busca de seguridad y protección.
Un porcentaje relativamente alto de desplazados se abstiene de responder preguntas sobre los hechos que motivaron su salida, en su gran mayoría dentro de la ley del silencio que caracteriza a la población objeto de la presión de los actores armados.
El miedo, respuesta recurrente de los desplazados, los asesinatos individuales y colectivos y los atentados, entre otros hechos, complementan las respuestas sobre las causas de la salida obligada de las personas afectadas.
Las entrevistas de profundidad con los desplazados después de la aplicación de las encuestas permiten identificar algunos de los factores que determinaron el desplazamiento:

  • A. Persecución e intimidación contra militantes de partidos o grupos políticos (de izquierda, de los partidos tradicionales y movimientos cívicos, reinsertados de grupos guerrilleros, concejales y autoridades municipales.
  • B. Persecución a sindicalistas, maestros, líderes y miembros de organizaciones comunitarias, defensores de los intereses de pequeños propietarios, campesinos pobres que se niegan a colaborar con actores armados, y críticos de los protagonistas de acciones generadores de violencia.
  • C. Desalojo de campesinos y adquisición de tierras mediante el poder del dinero o la intimidación por parte de grupos al servicio de inversionistas, algunos anónimos, de tierras aptas para la producción y/o explotación agropecuaria que llegan a zonas específicas del territorio nacional y proceden con el poder del dinero o de la intimidación en detrimento de la población nativa. ["... un señor, de esos que comprar las mejores tierras compró mucha, lo primero que hizo fue cercar y cambiar el cauce del río para alimentar sus criaderos de pescas... Por este motivo empezaron en épocas de mucha lluvia empezaron a inundarse las tierras y a dañarse las cosechas... misteriosamente quienes nos reuníamos para tratar estos asuntos y para reclamar el daño que teníamos empezaron a aparecer algunos de sus familiares muertos y otros fuimos amenazados para que nos fuéramos... desde la aparición del señor terrateniente se empezó a sentir el hambre y el miedo..." Testimonio de una familia desplazada de Bocas del Satinga.]
  • D. Deterioro de la calidad de vida de la población por la escasez de fuentes de trabajo y la inseguridad que presentan zonas rurales en donde prevalece la confrontación armada y se hace más evidente la crisis agropecuaria.
  • E. La existencia de dinámicas soterradas, Pendientes a generar miedo en los campesinos y población civil, vinculada con organizaciones comunitarias y a producir el desplazamiento forzado. Algunos agentes del Estado, miembros de las fuerzas armadas que actúan en coordinación con grupos paramilitares tienen relación con estos casos. ["....Soy desplazado por el pecado de ser testigo de una masacre en una población del Urabá antioqueño...cuando era soldado hacíamos inteligencia en compañía de los paras...salí de la zona junto con mi familia con la ayuda de una ONG y organismos internacionales..." Testimonio de una familia desplazada de Chigorodó. Abril 12 2003.  ]
  • F. Las amenazas a los campesinos inculpados de ser colaboradores y auxiliadores de uno u otro bandos. [" Nos vinimos de Caldono porque han matado a varios de mis hermanos no se porque les han hecho eso...somos gente honrada campesinos dedicados al cultivo de la tierra... una vecina me informó que se tenía la sospecha de que mi hermano era uno de los que estaba diciendo lo que no debía y que por eso fue que lo mataron.... entonces nos empezamos a venir primero mandamos a mi hijo mayor que tiene 16 años a Santander para que le ayudara un cuñado, luego se vino mi marido luego me vine yo con mis otros dos hijos mi marido se vino para Cali con la ayuda del hermano... a ver como le iba se compró una carretilla y trajimos el caballo ahora estamos viviendo aquí.... pero la situación esta muy dura, los hijos no están estudiando y el mayor está sin trabajo por que no tiene papeles... él sale a trabajar hay veces con unos amigos que saben de construcción y otras en reciclaje..." Testimonio de una familia del Cauca residente en un sector la Comuna Siete en Cali..]
  • G. La quiebra de productores, campesinos y pobladores de las zonas cafeteras del país y de municipios del norte del Valle, azotadas por la crisis económica y algunas manifestaciones de violencia vinculadas al narcotráfico, que afecta al sector, estas personas se vinieron para la ciudad de Cali en busca de mejores oportunidades. [Nos vinimos para acá porque la situación esta muy berraca se han aumentado los robos y las desocupación..,. hay veces que no se conseguía ni para remesiar, al principio no nos decidíamos pero al final nos vinimos porque tenemos familia viviendo desde varios años aquí,... tomamos la decisión porque siempre nos han dicho que en Cali ningún paisa se vara, al comienzo todo marchó bien pero ahora aquí la situación también está dura.... hay mucho robos, peleas y los negocios no prosperan... los papás no tienen plata y les toca rebuscarse para medio vivir, las personas y más los jóvenes, hacen lo que sea.. y me da pena decir pero aquí si se cumple lo que los paisas hemos aprendido desde chiquitos, "hijo mío consigue dinero honradamente... y sino lo consigues hijo mío consíguela..." Testimonio de un padre de familia desplazada del norte del Valle, residente en Marroquin II, barrio de la ciudad de Cali.]
  • H. Los desastres naturales del departamento del Cauca, los desbordamientos de algunos ríos en la región del sur-occidente del país o la combinación de varios de los anteriores.
  • I. Otra causa de los desplazamientos tiene relación con la crisis de orden público registrada en los departamentos del sur del país como consecuencia de la erradicación de cultivos ilícitos.

 

 

 

ENTREVISTAS Y ESTUDIOS DE CASOS


Las siguientes tres entrevistas fueron seleccionadas de una muestra de 200 realizadas entre el año de1999 y el 2003. Se utilizará la letra D para indicar las respuestas de las personas desplazadas. La trascripción de la nota trata de ser lo más fiel posible.  Todos los nombres utilizados en este documento fueron cambiados por razones de seguridad. 

Caso No. 1.

Buenas Tardes
D: Buenas Tardes
Me puede recordar ¿Cuál es su nombre?
El  niño  guarda silencio por  un momento  y  luego  responde;
D:-- Mario Fernando--
¿Cuántos años vivió en su lugar de Origen?
D:--Dos Años— Dice mi ama
¿Y hace cuantos años es desplazados?
D:-- Unos.... diez años – Según las cuentas de mi ama
¿Cuántas personas conforman su familia?
D:-- Seis –-
¿De donde son ustedes?
D:-- De Buenaventura --
¿Ustedes a qué se dedicaban antes de salir de su tierra?
El niño suspiro y luego respondió –-D: Eh, mi mama vendía pescado, coco -- Guardó silencio –- eh, de todo
¿Qué hacen ahora?
D:-- Mi mama, vende arepas, mi mamá me puso a vender maíz, mi hermana  le ayuda a mi mamá
¿Y tú hermana cuantos años tiene?
D:-- Doce –-
¿O sea que ninguno de ustedes estudia?
D: -- No, Señor –- No tenemos para comer menos para estudiar.
A ver, cuéntanos un poquito de la vida, de tu experiencia que has tenido aquí en Cali
D:-- De pereza –-
–  Cuéntame de experiencias  que has vivido aquí en Cali, como lo han tratado las demás personas, como te has sentido aquí?
D:-- Hay unas que me tratan mal hay unas que me tratan bien –-
Guardó silencio por un instante. D: pero...todo bien –
Háblanos de que lugares has vivido aquí en Cali
D: La Paz, Chorro, muchas partes
¿Y qué ha sucedido, o sea el motivo por el cuál se han tenido que salir de ese lugar donde han estado viviendo?
D:-- Porqué matan mucho y es muy peligroso –-
¿Tu has visto cuando han matado alguna persona?
D:-- Sí,  sí señor – El niño se quedo pensando—ha, eh, mataron Muchacho en frente mío, por eso fue que... no podemos volver allá --
¿En qué parte?
D:-- Chorros –
¿Y tu sabes quien lo mato?
D:-- Eran encapuchados nadie vio nada –
A ver, tu que  le  quieres  decir  a  las  personas  que leerán está entrevista
-- Que trabajen, qué estudien, qué sigan adelante, también qué... nos  den  ayuda   para que toda  la  gente desplazada pueda...   mandar a sus  hijos  al estudio, que estudien, que aprehenda   algo   para   qué   le   ayude   a   su madre –

CASO No. 2
De donde vienes?
D: De Bolívar Nariño.
Cuéntame como estaba constituida tu familia allá en Bolívar Nariño?
D : compuesta por mi Papá, mi marido, mis dos hijos y mi hermano mi hermano.
Ustedes en donde vivían en una finca, o en zona más rural o más central, en el pueblo?
D : no eso es una zona roja, o sea eso es un una vereda una vereda y por allá si pues ahí si pasan carros es lo único.
Ustedes ahora aquí en este momento  a que se dedican?
D : no pues mi marido y  nosotros vinimos aquí el dieciocho de enero desde ese tiempo pues él empezó a los quince días  a trabajar en  una de un señor que lo llevo a hacer una casa de dos pisos y  él esta trabajando en construcción él es el único que ha estado respondiendo por nosotros  y pues yo he estado vendiendo dulces en los buses para ayudarle a él.
La familia suya a que se dedicaba allá en su pueblo?
D : nosotros sembrábamos lo que era, yuca, maíz, de vez en cuando café, y salíamos también a veces a jornalear y nos pagaban cinco mil pesos el día.
Que grupo fue que los presiono a ustedes  a que salieran de allá?
D:  pues hubo un enfrentamiento con un grupo que se llamaba soldados profesionales creo que eran de acá de Cali y el grupo del ELN de los guerrilleros, no sé que frente sería ese.
Quiero que me cuente la historia de cómo ustedes fueron desplazados?
D:  estuvimos trabajando en lo que yo le dije anterior y de ahí a un momento a otro hubo ese enfrentamiento y en ese enfrentamiento resulto lesionado mi hermano estábamos en un lote trabajando desyerbando eran unas matas de yuca creo si eran matas de yuca y entonces hubo Unos tiroteos y eso sonaba horrible eso era bala por todo lado y cuando de un momento a otro vimos que mi hermano estaba tirado en el suelo pensamos que estaba muerto entonces pues yo me puse a gritar y a llorar y mi papá pues fuimos a recogerlo y resulta que él todavía respiraba y abrió un ojo pero él perdió totalmente el sentido entonces nosotros de ahí lo recogimos y salimos corriendo para allá una carretera que había y nos llevo un carrito hasta un punto que se llama la Llanada que eso es Un puesto de salud pero no hay ley ni nada de esas cosas solamente la ley del monte en ese tiempo solo se había metido él ejercito y no más. Y de ahí atendieron a mi hermano y lo estuvieron atendiendo, y después lo llevaron ya a otro punto que se llama Samaniego Bolívar y allá ya lo  estuvieron atendiendo hasta ahora, pero sin embargo el quedo mal de la cabeza, quedo prácticamente como un niño por que se le regó mucho liquido del cerebro, perdió la vista, quedo así discapacitado.

El 10 de enero del 2003, llegaron otra vez los guerrilleros y entonces de ahí hicieron una reunión, que todos los de las veredas tenían que salir al pueblo y los que no salían ya sabían que les pasaba fue lo que dijeron, entonces nosotros salimos.

 Y dijeron que los de los los del ejercito venían por Soto, eso es otro pueblito, que iban haber otra vez enfrentamientos como había pasado hace cuatro meses ya atrás que fue lo que le paso a mi hermano y entonces dijeron que a las personas mayores de edad como mi papá que ya tenia 70 años no se los llevaban, pero que los jóvenes se los llevaban por ejemplo ahí caíamos mi persona y mi marido y a mi hermano tal vez no se lo llevaban porque el había quedado así enfermo, y entonces nosotros con el miedo de que de pronto me llevaran a mi y como yo tengo dos niños pequeños.
 Entonces nosotros nos vinimos y dejamos allá las cosas, todo lo que nosotros teníamos lo dejamos allá botando y nosotros vinimos con el miedo que de pronto nos llevaran, o que hubiera otra vez iba a hacer ese enfrentamiento y que iban a hacer reclutamiento de personas de ahí del municipio.

 Cuando ustedes llegaron aquí a Cali, a donde llegaron?
D : nosotros llegamos a un barrio que se llama el Poblado II, eso queda ahí diagonal a Mójica, ahí entramos y empezamos a ó sea donde una señora y esa señora nos dio posada y  dijo que nos cobraba cincuenta mil pesos por el arriendo y entonces mi marido salía a buscar así trabajo y el iba, al principio iba a lavar carros y lo que se ganara y pues eso era como para comer y nos atrasamos en un mes y medio de arriendo y ella ya nos iba a pedir y yo me fui a trabajar lavando ropa, mi iba  a planchar y después ya....
“llanto”....
 Hace cuanto llegaron ustedes aquí a  la ciudad?
D : Desde el  23 de enero, fuimos ¿cómo es que se llama eso? , A la personería de aquí de Cali pero acá no nos han ayudado.  Claro que dicen que nos van ha ayudar  con una operación que le van a hacer a mi hermano en un ojo y que nos iban a ayudar, en una   remesa y yo siempre venia aquí y no, hasta ahora no dicen nada.
¿Cuánto tiempo llevan viniendo a personería?
D : yo di la declaración en el 31 de marzo porque en ese tiempo pues yo estuve vendiendo dulces en los buses, después cuando ya deje de ir a pedir comida así en la calle entonces yo Hable con una señora y esa señora me dijo que pues de ver la situación que nosotros teníamos, ella dijo que ella me iba ha tener los niños, desde las ocho hasta las cuatro, que ella me les daba de comer allá, para  que ellos no aguantaran hambre, por que ellos en el día mantenían llorando mucho y pedían comida y a veces no había nada que comer y entonces desde el si desde el 31 de marzo yo empecé a venir acá pero pues hasta ahora no nos han ayudado en lo de la ayuda que dijeron que nos iban a Ayudar con remesa y desde ese tiempo estoy vendiendo dulces en los buses, mi marido esta trabajando allá en construcción y los dos somos los únicos que estamos ayudando para la casa y para comprar así pues con 20 mil pesos mercamos para la semana, con eso comemos mi hermano, los niños y papá, pero nosotros no desayunamos, a veces almorzamos, a veces comemos pero entonces no nos alcanza eso es.

 

CASO No.  3

Buenas Tardes

D:-- Buena Tarde –-
Me puede recordar cual es su nombre?
D:-- Astro Berta Figueroa –
¿Cuántos años vivió en su lugar de origen?
-- D: Hace veintitrés años –-
¿Y hace cuántos años es desplazada?
D:-- Hace un año –-
¿Cuántas personas conforman su familia?
-- D: Trece –-
¿De donde son ustedes?
D:-- De Bocas de Satinga –-
¿Quién los hizo salir de sus tierras y porqué?
D:-- Esa  gente,  que  dice  que  es  guerrilla, paramilitar  todos esos delincuentes...¿Ustedes a qué se dedicaban antes de salir de sus tierras?
D:-- Al campo, a la Agricultura, a pesca --
¿Cómo se sienten en un lugar extraño?
D: uno se siente raro, como que no es de ahí, como que se quiere ir, o sea pues no se uno no se acomoda
¿Qué es lo que más extrañan de sus tierras?
D:--La tranquilidad, el campo, los familiares que uno dejo por allá,  el puerquito la gallinita, las matitas.
¿Ustedes qué le piden al gobierno?
D:-- Una casita como para irse uno acomodando ahí pué... eso ... alimentico, comidita
¿Qué tipo de ayuda, les ha dado el gobierno o la sociedad actualmente?
D:-- Pué... ninguna pué... si le estuvieran dando ayuda a uno, uno no tendría que andar ahí pidiendo moneda a la gente.
¿De que tipo de rechazos han sido victimas ustedes?
D:--Pué... pué, que lo miran mal a uno como bicho raro, que creen que uno es ratero, qué los va a robar --
¿Quiere usted decir algo a las que escuchan está entrevista?
D:--Qué lo ayuren a uno pué, pa´ uno come porqué es que está situación de anda pa´rriba y pa´bajo como loco, eso no es bueno pué, a uno también le da hambre pué.
Muchísimas gracias por la entrevista y el tiempo prestado señora Astro Berta
D:--¡Ahy... venga! Pero regale pué, pa´un pan señor, venga—

Análisis

El desplazamiento de personas civiles victimas del conflicto armado en Colombia es un problema de índole estructural y no sólo coyuntural. Las personas necesitan mas que colchonetas y unas pocas remesas que ha veces ni llegan. Se requiere una verdadera transformación de las estructuras del Estado, en lo referente a la distribución de la tierra, la re-inversión social, la distribución de la riqueza y en la construcción de un verdear modelo económico que garantice igualdad de oportunidades para todos.

 

EL RETORNO COMO POSIBLE SOLUCION 

El retorno es el proceso de reasentamiento de personas desplazadas en el mismo lugar de donde fueron expulsadas por la violencia. Este proceso puede ser de tipo individual, familiar o colectivo. Según el decreto 2569 del 2000, el Gobierno Nacional apoyará a la población desplazada que voluntariamente desee retornar a sus lugares de origen, desarrollando los componentes de la consolidación y estabilización socioeconómica. Previo al proceso de retorno deberá realizarse una evaluación sobre las condiciones de orden público existentes en las regiones o localidades hacia las cuales se pretenda retornar, y cuyo resultado se hará conocer a quien desea retornar. Si a pesar de una evaluación negativa sobre las condiciones de retorno, los desplazados insisten en su interés de retornar, el Gobierno Nacional a través de la Red de Solidaridad Social, levantará un acta en la cual se evidencien las condiciones del lugar de destino, que los interesados en el retorno conocen de las mismas, que no obstante subsiste la voluntad inequívoca de retornar y que asumen la responsabilidad que tal decisión conlleve.

La Red de Solidaridad Social define dos tipos de retorno, con base en el tiempo comprendido entre el momento del desplazamiento y el de reasentamiento: retornos rápidos y retornos integrales. Se entiende por retorno rápido el que se realiza dentro de los noventa (90) días posteriores al desplazamiento. Como mecanismo de estímulo al retorno rápido, bien sea en desplazamientos masivos o individuales, siempre y cuando se verifiquen las condiciones de protección y seguridad en la zona, se apoyarán, de manera inmediata y mediante la  entrega de un paquete de insumos y herramientas para la producción agropecuaria, las iniciativas de recuperación que la población afectada proponga, conservando, por supuesto, los límites institucionales definidos. De acuerdo con la verificación técnica que gestionen el Comité Departamental y, según el caso, el Comité Municipal o Distrital para la Atención Integral a la Población Desplazada, los recursos de apoyo se destinarán a la atención en varios frentes: seguridad alimentaria y recuperación de activos productivos abandonados; rehabilitación de las viviendas afectadas; y atención psicosocial.

Cuando los procesos de retorno no se circunscriban a las condiciones descritas para los retornos rápidos, serán entonces considerados retornos integrales, en tanto éstos comprometen acciones de mayor alcance a mediano y largo plazo, en los diversos componentes del restablecimiento, y aplican, por lo tanto, las consideraciones generales para el restablecimiento de población desplazada, así:

Se entiende por restablecimiento el proceso que se inicia con la atención humanitaria a las familias desplazadas y culmina cuando se han generado condiciones que les permiten contar con alternativas para rehacer integralmente su proyecto de vida y lograr su estabilización progresiva, aprovechando sus propios recursos y potenciales y la oferta institucional disponible.
Los programas y proyectos de restablecimiento tienen el objetivo de ofrecer a la población desplazada oportunidades y alternativas de reubicación en una nueva localidad, o de retorno al lugar de donde se vio forzada a salir; de reconstrucción de sus sistemas sociales y económicos para integrarse a la comunidad receptora; y de facilitación de su acceso a oportunidades de bienestar superiores a las que tenía cuando ocurrió el desplazamiento, en los casos en los que sea posible.
La intensificación de las acciones armadas ha producido, entre otros efectos, la expansión territorial del conflicto y la afectación de un mayor número de grupos sociales y comunidades, lo que ha generado en la población de las diferentes regiones una fuerte incertidumbre sobre su situación.
En estas circunstancias, ofrecer a la población desplazada soluciones predeterminadas y definitivas implicaría un alto riesgo de fracaso. En consecuencia, los programas de restablecimiento deben incluir esquemas de transición entre el proceso de atención de emergencia y el de soluciones duraderas, y comprender una gama de opciones que no sólo respondan a las particularidades locales, sino que además sean elegidas, mediante compromiso mutuo, por la población víctima del desplazamiento y los actores locales.

LA REUBICACIÓN: 


Es el proceso de reasentamiento de las personas desplazadas en un lugar diferente al de su origen o residencia, lo que necesariamente implica su adaptación a nuevas condiciones espaciales, culturales, sociales y económicas. La reubicación puede hacerse en el lugar inicial de acogida o recepción, o en otro diferente; puede ser urbana -en cabeceras departamentales o municipales-, o rural; y puede ser de tipo individual, familiar o colectivo.
La permanencia de personas y hogares desplazados en el lugar de acogida puede significar una solución temporal o definitiva frente a los hechos que motivaron su salida forzada; para efectos de la atención, es necesario, en todos los casos, conocer la decisión que al respecto haya tomado la población afectada. La reubicación de un grupo de personas desplazadas ha de ser lo menos traumática posible, de manera que responda coherentemente a sus características socioeconómicas, étnicas y culturales y a sus condiciones geográficas de origen. En cuanto implica procesos de readaptación, aceptación e integración local, la reubicación se entiende como un proceso de doble vía, que involucra tanto a la comunidad desplazada atendida como a la receptora y a la institucionalidad local.
La reubicación urbana y la rural son dos opciones que representan un tipo de reasentamiento alternativo al retorno y, en esa medida, la inserción en las localidades de acogida o en otras de libre escogencia. En ambos casos, las personas afectadas por el desplazamiento optan por establecer vínculos con comunidades y territorios generalmente desconocidos, lo cual implica un reto, en términos de posibilidades de aceptabilidad y de integración, tanto para quienes se restablecen como para la población receptora. En estos casos es fundamental examinar previamente la incidencia de factores de orden cultural, social, ambiental y político sobre la viabilidad y la sostenibilidad de los procesos específicos que se emprendan.
La reubicación rural para las familias campesinas desplazadas es comúnmente una alternativa menos traumática, pues les permite conservar los vínculos con la tierra, con su vocación agrícola, con su experiencia productiva y, en general, con las normas y patrones culturales propios del sector rural.

EL VALLE ES MODELO EN RETORNO DE DESPLAZADOS

La Organización Internacional para las Migraciones, OIM, destacó los 22 procesos realizados en la región. En el departamento hay 69.000 desarraigados. El 55% de los desterrados son niños. Tenerife, Dagua, Jamundí, Buenaventura y El Cerrito, algunas de las poblaciones adonde volvieron los campesinos. Por lo menos diez mil desplazados del Valle han regresado a sus lugares de origen en los últimos tres años.
La mayoría de estos campesinos volvieron a sus hogares tras las realización de 22 procesos de retorno programado, que realizó la Gobernación.
“Este es un problema por el que todavía padecemos. Actualmente el departamento podría tener 69.000 desplazados. Sin embargo, si no se hubiera avanzado en el regreso de algunas personas a sus parcelas, la situación sería más complicada”, explicó el gestor de Paz del Valle, Fabio Cardozo.  De acuerdo con el funcionario, el ‘mapa’ de la violencia y el desplazamiento se ha modificado muy poco en el último año, por lo que las zonas más afectadas siguen siendo el sur occidente (Jamundí), el sur oriente (Pradera, Palmira, Florida y El Cerrito), el centro (Buga y Tulúa), Cali y Buenaventura.  El 83,66% de los desplazados (52.543 personas) se concentra en las seis principales ciudades. Es así como la capital del Valle es receptora de 24.323 afectados; el Puerto tiene 16.247; Tulúa alberga a 5.630; Jamundí recibió 2.523; Buga es hogar de 2.183 y Palmira cuenta con 1.737.
El regreso. El primer retorno programado, realizado en el corregimiento La Meseta, de Jamundí, tuvo lugar en el 2001 y permitió que 792 personas volvieran a sus casas.  “Esta es una herramienta que ha dado resultados pero es inacabada. La idea es que los procesos sean voluntarios y se den con dignidad. Garantizar la subsistencia de los campesinos retornados es difícil, pero estamos a la espera de un mayor compromiso del Gobierno y las empresas”, señaló Cardozo. Luego de La Meseta, vinieron experiencias en el cañón del río Amaime (Palmira y El Cerrito), Dagua y el centro del Valle.  “Los recuerdos de esa época en Tenerife (El Cerrito), fueron traumatizantes. Marcó tanto el asesinato de un pastusito...Era una persona muy querida y dolió tanto su muerte que casi todo el mundo se vino. Se paralizó la región completamente”, recordó un líder comunitario del sector.

Otro retorno que culminó con el resurgimiento de la esperanza en el campo fue el ocurrido en Sendo y Machado, veredas de Dagua.  Allí, según explicó Marino Bolaños, vocero de la comunidad, el desplazamiento es “una gran pesadilla que todos queremos dejar en el pasado”.  Luego del asesinato de dos personas por parte de las FARC, estos sitios fueron abandonados.  “Sólo después de un proceso de concertación volvimos acá”, indicó el líder, quien añadió que la zona recuperó su vocación turística.

Sabaletas, corregimiento del Puerto, fue escenario del retorno.“Hemos tenido colaboración en las campañas de salud que nos han traído. El apoyo de las autoridades militares ha sido bueno, pero necesitamos más colaboración estatal”, dijo Arturo Mosquera, habitante del sector.

 

 REFLEXIONES FINALES

La desatención a un problema como el que constituye el desplazamiento puede conducir al Estado Colombiano en graves violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario. En esta perspectiva existe una preocupación por parte del gobierno nacional, el desarrollo de políticas estatales y gubernamentales que con recursos, posibilite la atención integral a la población desplazada por la violencia que llega a la ciudad.

Las personas y familias desplazadas por la violencia política son personas sujetos de derechos, son ciudadanos colombianos protegidos en el marco de la Constitución Nacional y de acuerdo con las normas del Derecho Internacional Humanitario.

La población desplazada por la violencia con ocasión del conflicto interno armado, tiene unos derechos y por parte del Estado existen unas obligaciones. El derecho inalienable a una vida digna, el derecho a recibir ayuda humanitaria, el derecho a que no le sean limitados sus derechos civiles fundamentales por su condición de desplazado, el derecho a la reunificación familiar, el derecho a conservar la posesión y propiedad de los bienes patrimoniales abandonados por el desplazamiento, el derecho a la identidad cultural y étnica, el derecho a la justicia, el derecho a la igualdad, el derecho a la atención en salud, el derecho a la educación, derecho a la protección, el derecho a la libertad, el derecho a una solución definitiva a su condición de desplazado. Hoy acompañamos a un gobierno entusiasta que en cabeza del Dr. Álvaro Uribe Vélez ha dinamizado la ley 387, conocida como la Ley de Desplazados, le ha dado presupuesto y acción a la Red de Solidaridad, ha incorporado los temas sociales al Plan Colombia y siempre dispone de recursos para el apoyo a estas personas que hoy requieren mas que estudios, documentales, películas o fotos verdaderas soluciones. POR QUE......

 

LA PAZ ES MUCHO MÁS QUE EL FINAL DE LA GUERRA.

 

 

antropologia y arqueologia

PIE DE PAGINA
Noticias de Antropologia y Arqueologia es un emprendimiento del Equipo NAyA.
Ultima modificación de esta página 9/6/15

© Equipo NAyA / 1996-2015